Enfisema


[página principal] [portugués] [deficiencia de alfa-1] [boletín informativo] [donativos]

[entérate] [grupos de apoyo] [enlaces] [detección y registro] [historias para compartir] [articulos médicos]

[mailing list] [otros temas de interés] [nuevo] [contáctanos]


 

INFORMACIÓN ALFA-1  

 

FUENTE: Asociación Americana del Pulmón www.lungusa.org

ENFISEMA¿QUÉ ES EL ENFISEMA?

El enfisema es un trastorno en el que las estructuras de los pulmones conocidas como alvéolos o sacos aéreos se inflan de manera excesiva. Esta inflación excesiva resulta en la destrucción de las paredes alveolares, lo que causa una disminución de la función respiratoria (la manera en que funcionan los pulmones) y, a menudo, falta de aire. Los síntomas precoces del enfisema incluyen falta de aire y tos.

CAUSAS DEL ENFISEMA

La investigación científica ha demostrado que los pulmones normales tienen un notable equilibrio entre dos clases de agentes químicos con efectos opuestos. El desequilibrio de esos agentes químicos causa una destrucción de las fibras elásticas que permiten la contracción y la expansión de los pulmones. Esto es lo que ocurre en el enfisema.

Este desequilibrio químico ocurre por diversos motivos. El fumar es responsable por el 82 por ciento de las muertes causadas por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, incluyendo el enfisema.

Se estima que entre 50,000 y 100,000 estadounidenses actualmente vivos nacieron con una deficiencia de una proteína conocida como alfa-1 antitripsina (AAT) que puede conducir a un tipo de enfisema hereditario llamado enfisema relacionado con la Deficiencia de la Alfa-1 Antitripsina (Alfa-1).

¿CÓMO SE CONTRAE EL ENFISEMA?

El enfisema comienza con la destrucción de los sacos aéreos (alvéolos) en los pulmones, en los que el oxígeno del aire se intercambia por el dióxido de carbono en la sangre. Las paredes de los sacos aéreos son delgadas y frágiles. El daño a los sacos aéreos es irreversible y resulta en "agujeros" permanentes en los tejidos de la parte inferior de los pulmones.

A medida que los sacos aéreos se van destruyendo, los pulmones van perdiendo la capacidad de transferir oxígeno al torrente sanguíneo, causando falta de aire. Los pulmones también pierden su elasticidad. Al paciente le cuesta mucho trabajo exhalar.

El enfisema no ocurre de manera repentina, sino muy gradualmente. En general, el enfisema está precedido por años de exposición a la irritación del humo del cigarrillo.

Inicialmente, es posible que una persona vaya al médico porque ha comenzado a sentir que le falta el aire cuando está activa o hace ejercicio físico. A medida que la enfermedad progresa, una caminata corta puede ser suficiente para que al paciente le cueste respirar. Algunas personas tienen bronquitis crónica antes de tener enfisema.

TRATAMIENTO DEL ENFISEMA

Los médicos pueden ayudar a las personas con enfisema a vivir con mayor comodidad con su enfermedad. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y prevenir el empeoramiento de la enfermedad con un mínimo de efectos secundarios. El asesoramiento y el tratamiento del médico pueden incluir:

Dejar de fumar: el factor más importante para mantener los pulmones sanos.

Fármacos broncodilatadores (fármacos de venta bajo receta médica que relajan y abren los pasajes de aire en los pulmones): pueden ser recetados para tratar el enfisema si hay una tendencia hacia la contracción de las vías aéreas. Estos fármacos se pueden inhalar o tomar por boca.

Antibióticos: si tiene una infección bacteriana, como la neumonía neumocócica.

Ejercicios: incluyendo ejercicios de respiración para fortalecer los músculos que se emplean en la respiración como parte de un programa de rehabilitación pulmonar para mejorar el estado físico del resto del cuerpo.

Tratamiento con terapia de reemplazo/sustitutiva alfa-1 antitripsina (AAT): recomendado sólo si el paciente tiene enfisema relacionado con una deficiencia de la proteína AAT. Esta terapia no se recomienda para las personas que padecen de enfisema por fumar cigarrillos u otros factores ambientales.

Transplante de pulmón: Los informes recientes son promisorios.

La cirugía de reducción del pulmón es una nueva modificación de una intervención quirúrgica en la que se extirpan las partes más afectadas del pulmón, para permitir que el pulmón y los músculos respiratorios restantes funcionen mejor. Hasta ahora, los estudios son promisorios.

Por el momento, la experiencia es limitada.

INVESTIGACIÓN SOBRE EL ENFISEMA

Se sigue haciendo investigación para encontrar respuestas a muchas preguntas sobre el enfisema, especialmente sobre las mejores maneras de prevenir la enfermedad.

Los investigadores saben que dejar de fumar puede prevenir que ocurra el enfisema y retardar el progreso de la enfermedad. Otros controles ambientales también pueden ayudar a prevenir el enfisema.

Si una persona tiene enfisema, el médico intenta prevenir que la enfermedad empeore manteniendo al paciente sano y libre de infecciones. El paciente puede participar en este esfuerzo preventivo siguiendo las siguientes pautas generales para conservar la salud:

El enfisema es una enfermedad grave. Daña los pulmones y puede dañar el corazón. Vea a su médico al primer signo de síntomas.

NO FUME. La mayoría de los que contraen enfisema son fumadores. Si sigue fumando, su enfisema empeorará, especialmente si tiene una deficiencia del AAT, el tipo de enfisema hereditario.  En el caso de las personas con Alfa-1 el fumar es el principal factor de riesgo para el desarrolla de enfisema a edades tan tempranas como los 30-40 años de edad y reduce significativamente la esperanza de vida unos 20 años.  En los afectados de Alfa-1, la medida más importante para preservar la calidad de vida y la función pulmonar es dejar de fumar.  Los portadores de genes deficientes severos que son fumadores también tienen un mayor riesgo que la población general de desarrollar enfisema.

Mantenga los hábitos generales de buena salud, que incluyen una buena nutrición, suficiente sueño y ejercicio físico para incrementar la energía y la resistencia a las infecciones.

Reduzca su exposición a la contaminación del aire, que puede empeorar los síntomas del enfisema. Preste atención a los informes sobre la calidad del aire, que son parte de los informes meteorológicos de la radio, la televisión o los diarios locales. En los días en que el nivel de ozono o sea, el nivel de contaminación no sea saludable, realice su actividad física por la mañana temprano o por la noche. Cuando los niveles de contaminación sean peligrosos, no salga a la calle y trate de permanecer lo más cómodo posible.

Consulte con su médico al principio de un resfrío o de una infección de las vías respiratorias, porque las infecciones pueden empeorar los síntomas del enfisema. Pregunte al profesional de la salud si se debe vacunar contra la gripe y la neumonía neumocócica.

boton_inicio_pagina.jpg (2253 bytes)


Última revisión en 05/06/2012


[página principal] [portugués] [deficiencia de alfa-1] [boletín informativo] [donativos] [entérate] [grupos de apoyo]

[enlaces] [detección y registro] [historias para compartir] [artículos médicos] [mailing list]

[otros temas de interés] [nuevo] [contáctanos]


La información presentada en esta página web no debe ser un sustituto de la

consejería o tratamiento médico. La Fundación recomienda que consulte con su

 médico o profesional de la salud. Esta página es administrada por la

Fundación Alfa-1 de Puerto Rico.


Fundación Alfa-1 de Puerto Rico

PMB 318, 2000 Carr. 8177, Suite 26

Guaynabo, Puerto Rico (USA) 00966-3762

Tel. 787-647-7073

Página en Internet: www.alfa1.org 

E-mail: info@alfa1.org